Distanciado a tan solo 42 kilómetros de Santander y enclavado en el centro de Cantabria, más concretamente en el valle de Toranzo, en un edificio decimonónico que aún conserva todo el sabor de lo antiguo. Sus aguas cloruro sódicas, sulfúrico azoadas, emergen del manantial más caudaloso y rico en termalidad y mineralización de cuantos de su clase existen en Europa. Cada dia arroja 3.640.000 litros de agua termal, a una temperatura constante de 26,87 grados centigrados.

Las propiedades terapeúticas de las aguas del manantial de Alceda hacen que este balneario sea propicio para realizar tratamientos dermatológicos, respiratorios, reumatológicos, además de una amplia gama de tratamientos de belleza, relax y antiestrés. Y todo ello, siempre bajo control médico.

“Tales son los resultados positivos adquiridos con las aguas de Alceda...que su fama justamente adquirida es ya universal”. Asi reza una Guia del Bañista de Alceda, escrita por el doctor Jose Salvador y editada en 1892,en la que se calcula que ya por aquella epoca, en la que un baño costaba algo mas de una peseta, acudian seis mil bañistas por temporada.

 
     

.